Reconocimiento e inscripción en el Registro Civil de las adopciones internacionales

Autor:
Santiago Álvarez González.

Resumen:
El día 30 de agosto de 2006 publicaba el BOE la Resolución-Circular de 15 de julio de 2006, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre reconocimiento e inscripción en el Registro Civil español de las adopciones internacionales (en adelante, la Resolución), al tiempo que aparecía en la prensa una noticia según la cual un alto cargo de la Generalitat dimitía al detectarse graves irregularidades en la adopción de niños procedentes del Congo. La adopción internacional en España es una realidad tan cotidiana que prácticamente hoy hablar de adopción «a secas» es hablar de adopción internacional en la gran mayoría de los casos, por más que algunas estructuras normativas (señaladamente las registrales) no se hayan adaptado a la nueva situación. En este contexto, la Resolución citada supone un saludable intento de arrojar luz sobre la situación de los dos aspectos con los que habitualmente culmina una adopción internacional en España: el reconocimiento y, en su caso, la inscripción en el Registro Civil. La propia rúbrica de estas consideraciones, que reproduce la de la Resolución, da fe de esa doble dimensión que de ordinario se pierde de vista; o mejor, se ha perdido de vista al emparentarse en la práctica la ausencia de inscripción con la ausencia de reconocimiento, algo que como vamos a ver no es necesariamente así y la Resolución lo pone claramente de manifiesto, aunque no siempre acomode sus soluciones particulares o sus propuestas a tal separación.

Sumario:
I. Introducción.–II. Régimen común del artículo 9.5 CC: 1. Planteamiento. 2. Control de la competencia de la autoridad extranjera. 3. Control de la ley aplicada por la autoridad extranjera. 4. Equivalencia con la adopción española y efectos de la «adopción» no equivalente: A) Planteamiento. B) Reconocimiento de una adopción no plena como «adopción no plena». C) Condiciones del reconocimiento de las adopciones no plenas. D) Dos desviaciones de la adopción prevista por la ley española: la ausencia de extinción de vínculos con la familia anterior y la adopción revocable. 5. Orden público.–III. El Convenio de La Haya de 29 de mayo de 1993, relativo a la protección del niño y a la cooperación en materia de adopción internacional: 1. Planteamiento. 2. Carácter imperativo del Convenio. 3. Condición jurídica del adoptante. 4. Extensión de los efectos de las adopciones constituidas ante autoridad extranjera: A) Con carácter general. B) La eficacia de la adopción simple, la nacionalidad y la metamorfosis de facto. 5. Motivos de denegación del reconocimiento.–IV. Conclusiones.

Revista:
REDI Vol. LVIII 2 2006

Sección:
Estudios

Paginas:
683-710

Leer el artículo en:

Descargar el artículo en pdf

Ver el artículo online

Comprar la revista en papel