MISCELÁNEA: La buena administración de justicia en la jurisdicción internacional penal: excepciones a la aplicación estricta de la normativa procesal en materia de recursos

Autor:
Laura Aragonés Molina

Resumen:
Los tribunales internacionales han recurrido al principio de buena administración de justicia para justificar determinadas decisiones que, o bien no encuentran una base jurídica expresa en la normativa estatutaria o reglamentaria aplicable, o bien suponen una flexibilización en su aplicación, lo que se traduce en el ejercicio de unos poderes que se consideran inherentes a la función judicial. Este principio, cuyo contenido es impreciso, tiene dos funciones principales: velar por el buen desarrollo del procedimiento y garantizar la justicia de la decisión. En este trabajo estudiamos algunas manifestaciones de este principio a la hora de aplicar e interpretar la cláusula de revisión y la aportación de prueba adicional en apelación a través de la práctica de los tribunales penales internacionales ad hoc, en particular, en el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, el Tribunal Penal Internacional para Ruanda y el actual Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales. Una práctica que puede ser muy útil en la litigación internacional, no solo ante la Corte Penal Internacional, sino también ante otros tribunales internacionales.

Sumario:
1. INTRODUCCIÓN.—2. EL PRINCIPIO DE BUENA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y EL EJERCICIO DE PODERES INHERENTES POR LOS TRIBUNALES INTERNACIONALES.— 2.1. La flexibilidad del principio de buena administración de justicia y el ejercicio de poderes inherentes para el adecuado cumplimiento de la función judicial.—2.2. El derecho a un juicio justo y expedito a través de los recursos contra las sentencias que ponen fin al proceso.—3. EL PRINCIPIO DE BUENA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y LA NECESIDAD DE ACLARAR NOCIONES PROCESALES PARA CONCILIAR JUSTICIA Y CELERIDAD EN EL PROCESO PENAL INTERNACIONAL.—3.1. ¿Hecho nuevo o prueba adicional? Categorías jurídicas distintas para procedimientos distintos.— 3.1.1. Más pruebas no son más hechos nuevos: la doctrina Tadić.—3.1.2. Aspectos comunes entre hecho nuevo y prueba adicional que alimentan la confusión.—3.2. La formación de una jurisprudence constante a partir de la doctrina Tadić.—4. EL PRINCIPIO DE BUENA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA COMO EXCEPCIÓN A LA APLICACIÓN ESTRICTA DE LAS CONDICIONES DE ADMISIBILIDAD DE LOS RECURSOS.—4.1. La exigencia de una obligación de conducta en apelación y revisión: la debida diligencia en el Derecho internacional procesal.—4.2. El interés de la justicia frente a la seguridad jurídica de la cosa juzgada: una manifestación de los poderes inherentes de los órganos judiciales penales.—5. CONCLUSIONES.

Palabras claves:
apelación; buena administración de justicia; Corte Penal Internacional; hecho nuevo; Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales; poderes inherentes; prueba adicional; revisión; tribunales penales ad hoc;

Revista:
REDI Vol. 73 2 2021

Sección:
Estudios

Paginas:
193-228

DOI:
http://dx.doi.org/10.17103/redi.73.2.2021.1b.01

Leer el artículo en:

Ver el artículo online

Comprar la revista en papel