La libre circulación de personas como concepto ambivalente

El ámbito de aplicación espacial de las libertades comunitarias no es homogéneo. Para aplicar el Derecho comunitario es necesario, en la mayoría de los casos, un «referente comunitario», algún elemento de contacto con otro Estado miembro. Sin embargo, por lo que respecta a la libre circulación de personas, esta conexión es variable. Es la peculiaridad de esta libertad frente a las demás proclamadas en el Tratado Constitutivo de la Unión Europea (TCE). En unos supuestos aquel referente lo constituirá el lugar de celebración del acto, el origen de la formación profesional, etc., pero, en otros, será suficiente ostentar la nacionalidad de un Estado miembro distinta a la del Estado miembro en que se reside. La razón de esta diversidad es el carácter ambivalente de la libre circulación de personas, según se contemple desde la perspectiva económica o política. Diferenciar nítidamente estas dos situaciones será el único modo de no extraer conclusiones erróneas tras la lectura de las decisiones del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE)

Autor:
Mercedes Soto Moya.

Revista:
REDI Vol. LX 1 2008

Sección:
Notas

Paginas:
163-178

Leer el artículo en:

Descargar el artículo en pdf

Ver el artículo online

Comprar la revista en papel